top of page
Buscar

FOTOGRAFÍA Y EMOCIONES. LA MEZCLA PERFECTA PARA IMPULSAR NUESTRAS VENTAS



Una de las características que se le atribuye a todo material audiovisual es la transmisión de emociones. Los elementos que incluyen este tipo de material pueden moldear nuestros pensamientos, de manera que se potencie una determinada conducta ante lo que se muestra. Bien lo saben los emprendedores, quienes incluyen la creación y difusión de fotografías y vídeos audiovisuales en su plan de márketing.

IMÁGENES Y EMOCIONES: ¿CÓMO SE RELACIONAN? A todos nos ha pasado alguna vez. Vemos una imagen y sentimos preocupación, ternura, alegría. Sabemos que es solo una imagen, no obstante, no lo podemos evitar. En el mundo del márketing, esta manera de crear emociones se usa para aumentar las ventas de un producto en particular. Con esta intención, las fotografías se retocan con diferentes filtros o muestran, entre sus elementos fotografiados, algunos objetos de gran impacto emocional. Esto nos permite pensar que este tipo de fotografías están perfectamente planificadas para crear una determinada respuesta. No estamos equivocados.

¿QUÉ EMOCIONES PUEDEN SUSCITAR LAS FOTOGRAFÍAS DE PRODUCTOS? Algunas de las emociones más evocadas a partir de las fotografías de productos son:

ILUSIÓN La ilusión es uno de los motores más importantes de nuestras conductas. En muchas ocasiones, compramos por impulsos, movidos por la ilusión. Poseer ese producto que nos muestra esa fotografía nos puede hacer felices, y por ello, estamos ilusionados. Para que se produzca esta conexión emocional, deberemos mostrar imágenes realistas. El producto debe ser tal y como se muestra en nuestro material audiovisual. De no ser así, entrará en juego la desilusión, y perderemos la confianza del cliente.

DESEO El deseo es la emoción fundamental para iniciar el proceso de compra. Compramos lo que queremos, lo que deseamos. La mayoría de nuestras compras están motivadas por este deseo, y las fotografías pueden ayudar a evocarlo. Para ello, es imprescindible la calidad del material, así como el escenario y los elementos que se muestran en él. Objetos muy representativos de nuestro día a día, muy estéticos y que encajen con nuestros intereses.

CONFIANZA Aunque no es el elemento principal, transmitir confianza al cliente puede facilitar su conducta de compra. Actualmente, la era digital ha potenciado la venta por internet, lo que genera una gran desconfianza para mucha gente. Realizar el pago antes de recibir la mercancía y no poder ver el producto real antes de tenerlo sigue condicionando la compra de muchos consumidores.

Nuestro material audiovisual puede transmitir un buen grado de confianza que permita la compra online con total seguridad. Para ello, la mejor manera de conseguirlo es contar con material audiovisual profesional.

En GrayLab trabajamos para crear diferentes emociones a través de las fotografías. De esta manera, conseguimos sacar el máximo partido a la fotografía para potenciar las ventas de tu negocio.


0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page